fbpx
(01)606-7456 / whatsapp: 993 853 393 [email protected]

¿Melasma? 

¿Cómo prevenir las manchas oscuras en la cara?

Esperamos con ansias la llegada del verano pero muchas veces puede dejarnos ingratos recuerdos, como las manchas oscuras.
Te sugerimos algunas medidas para prevenirlas!!

¿POR QUÉ APARECEN EL MELASMA, UNA FORMA DE MANCHAS OSCURAS EN LA CARA?

Las manchas oscuras que afectan la piel se originan principalmente por la exposición solar no protegida. La luz ultravioleta estimula la producción de melanina, el pigmento que le da color a la piel. Sin embargo, existen otros desencadenares que originan ó agravan las manchas oscuras en la cara.
En esta publicación revisaremos sobre una de las formas más frecuentes de manchas oscuras que afectan la piel de la cara: el melasma.

¿QUÉ ES EL MELASMA?

El melasma es una enfermedad de la piel adquirida, crónica, recurrente y simétrica. Se caracteriza por la aparición de manchas oscuras en áreas expuestas al sol, de color marrón claro u oscuro, principalmente en mujeres. Es un trastorno que ocurre por una disfunción en la melanogénesis, es decir en la síntesis de melanina.

El melasma afecta la calidad de vida, siendo más frecuente en mujeres que en varones en una relación 9:1. Su incidencia puede alcanzar hasta el 56% en gestantes y hasta el 46% en usuarias de anticonceptivos. Afecta a todos los fototipos cutáneos pero principalmente los fototipos III-V, es decir, las pieles más oscuras, en poblaciones que viven en áreas de intensa radiación ultravioleta. La edad promedio de presentación es 30 años y tiene una duración aproximada de 8 años.

La causa precisa del melasma es desconocida pero ocurriría en personas con predisposición genética en quienes ciertos factores facilitarían la formación de manchas oscuras.

MELASMA CAUSAS:

Los principales factores implicados en la aparición de manchas oscuras, específicamente de melasma son:

1. Predisposición genética.
2. Radiación ultravioleta.
3. Luz visible.
4. Influencia de hormonas.
5. Procesos inflamatorios de la piel.
6. Uso de cosméticos.
7. Medicamentos fotosensibilizantes.

 

Predisposición genética.

Se considera que de 56 a 97% de las personas que padecen melasma tiene un familiar de primer grado afectado.

Radiación ultravioleta.

La radiación ultravioleta induce directamente la melanogénesis, provocando el desarrollo de la pigmentación, lo que se traduce como manchas oscuras.
La exposición solar no protegida es el factor desencadenante más importante en el desarrollo de melasma. Basándose en la distribución de las manchas oscuras en áreas de mayor contacto con la radiación solar, como lo son los pómulos, y en la exacerbación de estas con nuevas exposiciones al sol.

La pigmentación usualmente mejora en el invierno y empeora en el verano o inmediatamente después de una exposición solar intensa, es por ello que en regiones tropicales su incidencia está incrementada. El uso de bloqueador solar puede reducir la incidencia de esta enfermedad en 50% y su empleo durante la gestación la reduciría en más del 90%.

En poblaciones andinas quienes viven en altitudes mayores a 2000 metros, la mayoría de pobladores están afectados, incluso varones. Esto debido a su fototipo de piel y a la gran radiación UV a la que están expuestos.

Luz visible

El sol y las lámparas artificiales emiten luz visible y radiación invisible, como las radiaciones ultravioleta (UV) e infrarrojas (IR). La radiaciones ultravioleta A (UVA) y B (UVB) son las principales radiaciones que inducen melanogénesis.

La luz visible y la luz infrarroja tienen un potencial melanogénico significativamente menor, sin embargo se ha propuesto su participación en el desarrollo de melasma.

Se ha descrito que obreros nocturnos expuestos al calor de hornos y profesionales expuestos a luz intensa como los dentistas, tendrían mayor dificultad en el tratamiento de las manchas oscuras y empeoramiento de las mismas bajo sus condiciones laborales.

La luz visible de la radiación solar también podría inducir melasma con una pigmentación que sería más oscura y persistente que la ocasionada por la radiación ultravioleta A, sobretodo en personas con fototipos IV-VI.

Este hallazgo resulta importante en la selección de filtros solares que incluyan protección contra este espectro de luz en el tratamiento y prevención del melasma.

Factor hormonal

Las hormonas sexuales como los estrógenos y progesterona también están relacionados a la aparición de melasma.

Es evidente la influencia del factor hormonal cuando observamos la presencia de melasma durante la gestación, con el uso de anticonceptivos y la terapia hormonal. Se ha evidenciado además casos de melasma en varones con el uso de finasteride.

La prevalencia de melasma en pacientes gestantes entre 15 y 60% y es frecuente que remita espontáneamente un año después del parto.

Se sabe además que existe una mayor expresión de los receptores de estrógenos en la dermis y
de receptores de progesterona en la epidermis de la piel afectada con melasma.

Procesos inflamatorios de la piel.

La piel puede responder a ciertos estímulos inflamatorios a través de la melanogénesis, es decir, con la producción de pigmento, lo que se traduce en manchas oscuras.

Además de poseer un número más elevado de vasos y células inflamatorias, diversos mediadores inflamatorios tales como la endotelina 1, el factor de células madre, c-kit, GM-CSF, iNOS, y el VEGF se expresarían en cantidades muy superiores en piel con melasma en comparación a la piel sana adyacente. Este hecho apoyaría la hipótesis de que existe una gran y mayor respuesta inflamatoria en la piel afectada.

A favor de este conocimiento, se ha observado que el melasma puede ser desencadenado o agravado por procedimientos cosméticos que inducen la inflamación de la piel.

Uso de cosméticos.

Los cosméticos, perfumes o aguas de colonia pueden contener sustancias que han sido relacionadas al desarrollo de manchas oscuras por la fotosensibilidad que producen.

Los principales elementos implicados son :
• Derivados de cumarina.
• Aceites esenciales: sándalo, limón, geranio, jazmín, lavanda, ylang-ylang, hidroxicitronelal.

Medicamentos fotosensibilizantes.

Existen medicamentos que al ser consumidos facilitan que la radiación ultravioleta genere inflamación en la piel y por lo tanto, aparición posterior de manchas oscuras o acentuación de las ya existentes.

Estos medicamentos son de uso común e incluyen antiinflamatorios, antihistamínicos, antihipertensivos, hipolipemiantes, antidepresivos, ansiolíticos, antibióticos y antiulcerosos.

Probablemente hayas consumido o requieras emplear alguno de estos medicamentos, por lo tanto, es importante que prestes mayor atención en el empleo del bloqueador solar.

Stress

Algunos autores han reportado que ciertas personas afectadas con melasma habrían señalado al stress o desórdenes afectivos como la depresión, como desencadenantes de sus manchas oscuras.

Las propiomelanocortinas (ACTH y MSH) son hormonas relacionadas al stress que pueden activar los receptores de melanocortina en los melanocitos, induciendo la melanogénesis, la cual se podría manifiestar como manchas oscuras en la piel. Sin embargo, no hay evidencia científica que señale que el estado emocional pueda ser causa de melasma.

Otros factores

Un estudio en Irán en el que evaluaron 120 pacientes con melasma, mostró que era más prevalente en pacientes con pecas, lunares y angiomas rubí.

MELASMA TRATAMIENTO

Para alcanzar una respuesta satisfactoria es muy importante conocer y prevenir los desencadenantes ó factores de riesgo para la aparición de manchas oscuras. De igual manera, es imprescindible la adherencia al tratamiento establecido.

En la prevención del melasma debemos evitar la exposición intensa a la radiación solar UVA, UVB, infrarroja y luz visible. Además, se debe evitar el uso de anticonceptivos hormonales y medicamentos fotosensibilizantes.

El uso del bloqueador solar es indispensable en el tratamiento de las manchas oscuras, debe ser permanente y durante todo el año. Lo recomendable es emplear productos con FPS 50+, UVA factor 28, contra luz visible y que contengan óxido de hierro. La aplicación debe realizarse generosamente cada cuatro horas, capa sobre capa, en cantidad suficiente que ocupe un pulpejo. Además, para mayor protección, deben emplearse complementos como el sombrero, lentes o sombrillas.

El primer paso para el tratamiento de melasma es el uso de cremas despigmentantes, las cuales pueden ser adecuadas para manchas oscuras superficiales.

Como segunda línea, podemos recurrir al peeling químico, procedimiento coadyuvante en el tratamiento de melasma. Consiste en la aplicación de ciertas sustancias químicas para lograr la exfoliación y renovación de la piel afectada con manchas oscuras.

COMO CURAR EL MELASMA

Actualmente la terapia láser está indicada como tercera línea en el tratamiento de melasma.
Se emplea en casos refractarios a la terapia tópica ó exfoliaciones químicas, ó cuando se desea una respuesta acelerada. Se ha descrito el empleo de diferentes tecnologías con resultados variables en cuanto a eficacia y eventos adversos.

Centro Dermatológico SKIN cuenta con Spectra XT de Lutronic, la primera tecnología láser en ser aprobada por la FDA (U.S Food and Drug Administration) para el tratamiento de pacientes con melasma. La multiplataforma Spectra XT permite eliminar o reducir significativamente las manchas oscuras mediante un mecanismo fotoacústico que permite destruir selectivamente el pigmento de la piel, ofreciendo mayor eficacia y seguridad frente a otras tecnologías.

SKIN CENTRO DERMATOLÓGICO

(01)606-7456 / whatsapp: 993 853 393

Dirección: Calle Antares 320, torre A oficina 504 – Surco.

Centro Empresarial Nuevo Trigal.